RegTech, el nuevo cumplimiento normativo digital 

Poco a poco nos vamos acostumbrando a todo lo relacionado con las tech, si ya conocíamos las FinTech y ya nos había empezado a sonar las InsurTech y las PropTech, ahora llegan un nuevo miembro a la familia, las RegTech.

Son un nuevo sector de startups que utilizan la tecnología para mejorar todos los procesos internos relacionados con cumplimiento normativo, riesgos, seguridad, datos y onboarding de clientes. Este término viene de las palabras regulación ‘Reg’ y tecnología ‘tech’.

Estas compañías utilizan lo mejor de las nuevas y más potentes tecnologías como el Big Data Anatytics, Blockchain, Machine Learning, Inteligencia Artificial, IoT, Reconocimiento Visual y Biometría, para ayudar a  reducir los riesgos asociados al cumplimiento de la norma, mejorando la experiencia de cliente e impulsando la eficiencia y eficacia de  todos los procesos.

A nivel mundial se ha creado una auténtica fiebre sobre este sector liderada en gran parte por el sector financiero ya que desde la crisis financiera de 2008, los servicios financieros se han enfrentado a auténtico tsunami regulatorio, lo que ha acompañado a un elevadísimo peso en las áreas de cumplimiento. Solo en Citibank los equipos de cumplimiento se han disparado a 30.000 empleados. De ahí que ese sector que apenas acaba de nacer, ya haya levantado en inversión directa en startups casi 700 millones de dólares en más de 70 operaciones a nivel mundial, siendo liderado por Reino Unido y Estados Unidos.

Y está traspasando a las propias autoridades, como en el caso de la  Financial Conduct Authority  (FCA) del Reino Unido lanzó un Sandbox para ofrecer un foro para retroalimentación continua entre FinTechs, Bancos,  reguladores y RegTechs.

Pero esto no solo afecta al a la banca, sino a otros sectores como el de los seguros, las telcos, el sector Retail, el inmobiliario y mucho otros que verán en estas compañías tecnológicas muchas soluciones a sus actuales retos regulatorios.

Aunque no solo podrán aprovecharse de estas las grandes compañías, ya que las propias startups FinTech, InsurTech y RegTech tendrán también sus objetivos de cumplimiento pero no tendrán los recursos para contar con el mismo ejercito de compliance que Citi, así que las RegTech podrán contar con proveedores tecnológicos que con simples APIs  agilicen los engorrosos procesos de complimiento normativo y seguridad.

Engorrosos pero necesarios, ya que proteger a los consumidores y evitar las malas prácticas, las conductas no éticas, fraudes y estafas o cualquier tipo de delitos financiero y fiscal debe ser una prioridad de todas las compañías y de sus códigos de conducta.

¿Qué actividades podemos encontrar dentro de este complejo universo RegTech? ¿Cuántas soluciones hay en España?

La conceptualización del sector RegTech para lanzar el primer mapa español ha sido para Finnovating mucho más complejo que por ejemplo lo fue para el sector FinTech o el InsurTech, por la gran diversidad de verticales de actividad. Según este mapa, que puede encontrarse en SpanishFintech.net, España hoy cuenta con más de 80 startups RegTech que incluyen actividades tan interesantes como la gestión de riesgos, la Identificación,  autentificación y notificación electrónica, el reporting y monitoring, todo lo relacionado con AML y KYC, el análisis de datos y agregación de información con Big Data,  contratos digitales  o Smart Contracts basados en tecnologías descentralizadas como Blockchain, Chatbots e Inteligencia Artificial para detección de fraudes, Stress Testing o  fiscalidad.

Las RegTech no es algo innovador, sino es algo  realmente revolucionario ya que la regulación en el corto plazo no tiene visos de ir a reducirse, por lo que la única opción para mejorar y ser más ágil sin saltarse la normativa será acudir a estas nuevas soluciones.

Por tanto si las  nuevas tecnologías pueden demostrar que ayudan a mejorar los procesos de cumplimiento más rápido, más eficientemente y con menos erosión para el cliente, serán más que bienvenidas.

Rodrigo García de la Cruz

CEO de Finnovating

 

Más información en el Observatorio RegTech y en los Informes de Finnovating.