Radiografía del Sector FinTech, una industria en efervescencia

Las ‘fintech’ han llegado para revolucionar el sector financiero ofreciendo productos y servicios alternativos e innovadores

Aún en un estadio inicial, el sector crece a pasos agigantados y acapara el 25% de la inversión mundial en ‘start-ups’ tecnológicas

A pesar de que el término ‘fintech‘ lleva utilizándose hace más de 5 o 6 años, no ha sido hasta el año pasado cuando ha dado a conocerse a nivel general en el sector financiero. Este término viene de la contracción de las palabras inglesas ‘finance’ y ‘technology’, y son aquellas compañías que aprovechan las últimas tecnologías para crear nuevas soluciones que ayuden a innovar y a transformar digitalmente al sector financiero en su conjunto.

Han llegado para revolucionar el sector financiero ofreciendo productos y servicios alternativos e innovadores, en algunos casos con un aspecto colaborativo con la industria tradicional, pero en otros casos con propuestas de valor competitivas. En muchos casos buscan la innovación y generar valor al cliente final: así hoy se puede obtener financiación en minutos, invertir en activos inmobiliarios desde 50 euros, acceder a estrategias de inversión automatizadas desde 100 euros… Es decir, han llegado para mejorar el acceso a los servicios financieros y hacerlos más fáciles y sencillos de consumir.

El sector ‘fintech’ se encuentra aún en un estado inicial, como internet en los años 90, pero se está desarrollando a pasos agigantados, atrayendo cada día más emprendedores e inversores al ecosistema mundial. Esto, unido a la gran aceptación de los clientes, está realmente acelerando el avance de esta nueva industria. Cabe destacar que este tipo de compañías normalmente no suelen salir de un garaje como muchas de las que hoy conocemos, como Google o Microsoft. En este caso, detrás de estas ‘start-ups’ suelen estar profesionales de gran experiencia tanto dentro del mundo financiero, del tecnológico, del regulatorio y del emprendedor.

15.000 empresas en todo el mundo

A pesar de estar en el inicio del sector, el número de ‘fintech’ existentes a nivel mundial es muy complejo de determinar, ya que cada día aparecen nuevas iniciativas en todos los rincones del planeta. No obstante, se estima que en la actualidad habrá alrededor de unas 15.000 empresas de este tipo en todo el mundo. Otra forma de ver cómo evolucionan los diferentes sectores dentro del mundo de las ‘start-ups’ tecnológicas es analizar el volumen de inversión que han atraído, tanto de ‘venture capital’, fondos, ‘business angels’ o entidades financieras. En el año 2015 estas empresas recibieron alrededor de 21.000 millones de dólares, un 75% más que el año anterior. En el 2016 el incremento fue del 10% hasta casi los 24.000 millones de dólares, siendo China el país con mayor inversión, con unos 10.000 millones. Si sumamos todo lo invertido desde el año 2010 estaríamos hablando de más de 75.000 millones de dólares, prácticamente lo que vale el Banco Santander en Bolsa. Lo más destacable es que de todo lo que se invierte en ‘start-ups’ tecnológicas a nivel mundial, un 25% recae en el sector ‘fintech’, siendo a día de hoy la actividad que más inversión está atrayendo.

Si analizamos lo que está ocurriendo en España, según el último mapa ‘fintech’ español que realiza la consultora Finnovating, en marzo del 2017 había unas 240 compañías con diferentes actividades y otras 60 ‘insurtech’. Estas últimas son las ‘fintech’ de los seguros (de los términos ‘insurance’ y ‘technology’) y en muchos países las contabilizan dentro del mismo sector. Por tanto, podríamos estar hablando de un sector con más de 300 compañías que no paran de crecer. Hace un año apenas contabilizábamos unas 100, lo que ha supuesto, por tanto, un crecimiento del 300%. De hecho, según datos de la propia Asociación Española de FinTech e InsurTech, cada semana aparece un mínimo de dos ‘start-ups’ nuevas. Nuestra estimación es que arranquemos el 2018 con más de 400 compañías. Esto sitúa a España como una auténtica potencia ‘fintech’ no solo en Europa, sino también en Latinoamérica.

Regular el sector

Además, esta asociación publicó el pasado mes de febrero un ‘Libro Blanco de Regulación Fintech’, convirtiéndose en la primera asociación del mundo en promoverlo desde el propio sector. Este libro contenía las mejores prácticas de otros países como Reino Unido o Singapur y propuestas de mejora en términos de agilidad y transparencia para este sector, siempre protegiendo al cliente y al usuario final.

Esto ha hecho que, por un lado, tanto el supervisor como el regulador español estén trabajando de forma intensa en desarrollar un ambiente regulatorio lo más amable posible para estas compañías, ya que otros países como Alemania, Francia o Irlanda están intentando lo mismo. Pero, además, ha conseguido que España sea vista desde muchos otros países, sobre todo de Latinoamérica, como un país que está trabajando en un marco regulatorio lo más adaptado a las compañías ‘fintech’. Y es que la regulación, que hasta ahora ha podido entenderse como una barrera de entrada de competidores en el sector financiero, se va a convertir en una ventaja competitiva para dinamizar el sector financiero, cada vez más abierto y global.

Ventana de oportunidad

Por estos motivos, aquel país que consiga crear un entorno lo más ‘friendly’ posible podrá no solo desarrollar más compañías a nivel local, sino también atraer más del exterior, algo muy importante ahora que todo el mundo habla del Brexit y la ventana de oportunidad que existe de descentralizar algunas compañías financieras situadas en la capital británica. Hace unas semanas directivos de organismos reguladores y supervisores estuvieron en Londres contando las bondades de nuestro país para todas aquellas compañías financieras tradicionales (grandes bancos de inversión, fondos…) y también a las más innovadoras (‘fintech’) que quisieran extender sus actividades a España, o mucho más allá, mudarse con nosotros.

España siempre ha sido una potencia financiera mundial, así que hoy también contamos con todos los ingredientes para convertirnos en la California del emprendimiento ‘fintech europeo’: talento financiero, creatividad e innovación en el ADN de los emprendedores locales y una posición geoestratégica única que une Europa con Latinoamérica.

Fuente: www.elperiodico.com


* Rodrigo García De La Cruz es vicepresidente de la Asociación Española de Fintech e Insurtech y director del Programa de Innovación y Tecnología Financiera del IEB.