¿Qué capacidades necesita el Empleado Digital de la Banca?

¿Qué capacidades necesita el Empleado Digital de la Banca? La empleabilidad futura va a depender del posicionamiento que hoy se tome en términos de conocimientos digitales.

***

Cerramos el año 2015, podríamos decir el año digital, pero seguro que el 2016 lo será más. La mayoría de las compañías, independientemente del sector en el que estén, han lanzado una hoja de ruta en para llevar su organización de un mundo más tradicional a un nuevo mundo digital en el que las reglas de juego están cambiando constantemente. Las nuevas tecnologías están modificando la forma en la que nos comunicamos y nos relacionamos con todos y cada uno de nuestros proveedores de productos y servicios. La Transformación Digital ha llegado, y ha llegado para quedarse.

Lo más interesante para los que trabajamos en el sector financiero es que esta transformación afecta especialmente a los bancos y aseguradoras, motivado en gran parte porque en su mayoría nacieron a lo largo del s. XX y ahora tienen que adaptarse a un nuevo escenario competitivo en el que los nuevos jugadores nacidos en su mayoría en el s. XXI están tomando las riendas. Estos nuevos participantes se han materializado en startups Fintech, hoy hay más de 15.000 a nivel mundial, y en compañías tecnológicas de reconocido renombre. Estas últimas además han facilitado a los clientes una nueva forma de comprar, de pagar, de comunicarse y relacionarse con sus proveedores de servicios.

Llegados a este punto, ¿cómo transformar entonces una compañía del S.XX en una del S.XXI de la nueva era Digital?

Existen diferentes ángulos trabajo:

  • Aplicar todas las nuevas tecnologías: Smart Data, Cloud Computing, Blockchain, Internet of Things, Machine Learning, Marketing Digital, Open Innovation o reinventar las ya existentes.
  • Digitalizar los canales de venta y focalizarse en la movilidad y el geoposicionamiento.
  • Crear nuevos productos y servicios digitales para “saciar” las nuevas necesidades de los mismos clientes que ya tenemos.
  • Utilizar nuevas formas de trabajo colaborativa, agiles o lean Startup.
  • Incluso integrando la innovación en toda la cadena de valor de la compañía.

Todos estos cambios son necesario, pero realmente no sirven de nada si no hay otra variable mucho más importante en la transformación: LAS PERSONAS.

Son las PERSONAS (la unidad mínima que de las organizaciones) y los que generan la CULTURA DE TRANSFORMACIÓN, y son estas las que hacen que una compañía pueda competir en el nuevo panorama digital en el que nos encontramos.

Y para acelerar esta transformación que esta unidad mínima hay que dotarlos de visión, conocimientos y competencias de hacia dónde hay que ir, y la opción más rápida y eficiente es APRENDER y FORMARSE.

Por tanto todas aquellas personas que sean capaces de incorporar estos nuevos conocimientos digitales podrán moverse como pez en el agua en este nuevo entorno. Pero no es sencillo, vivimos en la época de la sobreinformación y de la inmediatez, y cada vez es más complejo poder estar al día de todo lo que está ocurriendo ahí fuera o de leernos todos los informes que aparecen sobre el futuro de la banca. Por eso la formación es hoy más importante que nunca pero aún no hay gran oferta académica al respecto.

Si nos movemos a nivel internacional, una escuela de referencia en nuevas tecnologías estan en EEUU y enfocadas a grandes directivos. Si buscamos a nivel nacional, el único programa de formación especializado en Transformación Digital para el sector financiero es este Programa Directivo.  También puedes estar al día en grupos sociales como este de LinkedIn.

Pero independientemente de qué estudies o cómo incorpores tus nuevas habilidades digitales, ten en cuenta que tu empleabilidad actual y de los próximos años va a depender de cómo te posiciones hoy en términos de conocimientos. Viene una ola de cambio al sector financiero y los más preparados tendrán más oportunidades.

***

Enlace a documento