El bróker ‘online’ de Google

¿Se imaginan comprando y vendiendo acciones a través de una aplicación de Google? ¿Se imaginan que además fuera gratis? Google lo ha hecho posible.

***

¿Se imaginan comprando y vendiendo acciones a través de una aplicación de Google? ¿Se imaginan que además fuera gratis? Todo parece indicar que es posible que pronto lo veamos. Google esta dispuesto a lanzar un bróker online llamado Robinhood, evocando la máxima del príncipe de los ladrones al no cobrar comisión alguna por el servicio. ¡Que tiemble el sector!

Google, que desde hace mucho tiempo colecciona fans más que clientes, se ha convertido en el azote de cualquier sector en el que esta gran tecnológica decide competir. Su método es sencillo: llega, observa, innova y arrasa. Simple, pero al alcance de muy pocos. Y sobran los ejemplos: el buscador, el software Android, Google Maps, Gmail?

Pronto llegarán sus nuevos inventos, muchos de los cuales serán innovaciones disruptivas que nos harán interactuar de forma diferente a como lo hacíamos hasta ahora. Algunos son el Programa Driveless Car para que los vehículos sean autónomos, el Google Home que llevará la tecnología domótica permitiendo conectar todo su hogar a Internet, las Google contact lens que permitirán medir el nivel de glucosa en diabéticos o las Google Glass que son un minicomputador portátil con una lente que permite acceder a Internet, leer tweets y mails, acceder a nuestro banco, revisar el calendario? casi todo.

Como vemos, independientemente del sector, ya sea de la medicina, de la automoción, o tecnológico puro, Google no tiene barreras. Y como no, el sector financiero también es un área muy interesante para ellos, a pesar de ser un sector muy complejo por su control y regulación que tradicionalmente ha generado altas barreras de entrada. Pero esta compañía está dispuesta a superar cualquier barrera con tal de seguir innovando y generando negocio, bien de forma directa o indirecta. Y aquí llega Robinhood.

Según la propia compañía es un bróker online que permite comprar y vender acciones de empresas y fondos cotizados en bolsa, siempre de mercados americanos. Esto incluiría más de 5.000 títulos. Permiten vincular la compra-venta a la cuenta bancaria del cliente, para transferir fondos entre su cuenta bancaria y la cuenta de Robinhood. La historia comienza hace casi una década en la Universidad de Stanford, donde los co-fundadores Vladimir Tenev y Baiju Bhatt, compañeros de clase, lanzaron su propia compañía donde creaban las plataformas de negociación de alta frecuencia en Wall Street para algunas de las mayores instituciones financieras del mundo. Hoy lo han trasformado en este nuevo bróker de Google. Según la propia compañía, Robinhood comenzó con una idea simple: el uso de la tecnología reduce drásticamente los costes frente a otros brókers tradicionales, lo cual hace que no necesiten cobrar comisiones. No se gastarán dinero en oficinas, ni en marketing, ni en documentación… No hace falta recordar que Google es la mayor empresa del mundo en marketing online. Dicen que están comprometidos con brindar al cliente una experiencia de compra venta sencilla, eficiente y rentable.

Muchos de los que estén leyendo este artículo pensarán que no es un competidor real, puesto que muchos brókers dan asesoramiento y generan un valor añadido a sus clientes. Otros pensarán que al estar enfocado al mercado americano, no les afectará a su actividad profesional. Y tienen razón, al menos por ahora. Pero no olvidemos que son una amenaza real para los brókers, en general, y para los online, en particular, y además afecta de lleno al sector financiero, uno de los principales participantes en esta actividad.

¿Ámpliación por otros mercados? Cuestión de tiempo

¿Y si tras su lanzamiento deciden ampliar los valores a otros mercados? Sería solo cuestión de tiempo. En cuanto al asesoramiento sobre las estrategias de inversión, a diferencia de otros brókers, en principio Robinhood no prestaría este servicio. Esto podría indicar a priori que estaría dirigido a profesionales del sector o a nativos digitales que busquen un canal directo y gratuito. Pero no olvidemos que hay muchas aplicaciones que te asesoran e incluso te indican las carteras de valores de los grandes inversores americanos. Así que para aquéllos que no requieren el asesoramiento personal, solo con dos o tres aplicaciones podrían tener todo lo necesario para invertir desde su móvil.

Otra opción posible es que introduzcan un servicio Premium que incluya asesoramiento a la vez que vayan incluyendo nuevos productos (ETFs, Warrants, CFDs, Divisas, Futuros..) y servicios relacionados con la gestión de carteras y las estrategias de inversión. ¿Realidad o ficción? En unos años lo veremos. Pero parece claro que está levantando mucha expectación puesto que en apenas un mes desde la comunicación de su próximo lanzamiento, hay más de 350.000 personas interesadas en esta plataforma, según su propia web. Y eso que hasta la fecha no están utilizando todo el potencial de comunicación online y offline de Google. Una vez más, vemos como muchas industrias deben de reinventarse ya que la tecnología y la innovación pueden hacer cambios disruptivos que a algún jugador pueden colocarle en fuera de juego.

***

Enlace al artículo