Definiendo las Fintech

Fintech es un término de los más pronunciados en el sector financiero. ¿Pero qué es una Fintech? ¿Cómo podríamos definirla?

***

La evolución de la tecnología hace que constantemente aparezcan nuevos conceptos que cada día son más difíciles entender. Cloud Computing, Big Data, Cryptocurrencies, Blockchain, Augmented Reality, Fintech? Y este último término es hoy uno de los más pronunciados en el sector financiero, y seguro que se seguirá oyendo mucho más en los próximos años.

A pesar de su desconocimiento generalizado lo que sí se sabe es que han llegado para quedarse. ¿Pero qué es una Fintech? ¿Cómo podríamos definirla? Una definición utilizada hasta ahora desde el mundo académico ha sido aquel segmento de empresas cuya actividad está basada en la tecnología y que ofrece productos o servicios financieros alternativos y al margen de los grandes bancos tradicionales.

Además, estas compañías se caracterizan por desempeñar su actividad de forma muy eficiente, rápida y con una gran experiencia de usuario, utilizando la tecnología para ello. Si se recurre a Wikipedia, el término Fintech se explica como la contracción de las palabras inglesas finance y technology. Además, añade que engloban a los servicios o empresas del sector financiero que aprovechan las tecnologías más modernas para crear productos innovadores.

Las definiciones anteriores se centran en gran parte en la competencia que esas compañías pueden representar frente al sector financiero. Y no siempre es cierto. Más adecuada y completa podría ser la descripción de las Fintech como todas aquellas compañías que aprovechan la tecnología para crear nuevas soluciones que ayuden a innovar y a transformarse digitalmente al sector financiero en su conjunto. Esta definición es más global, ya que no solo incluye un aspecto competitivo, sino uno mucho más importante, el colaborativo.

Esta misma cuestión se ha planteado desde la Asociación Española de Fintech e Insurtech recientemente creada, y que ya engloba a más de 70 Fintechs españolas, cuya visión del término es muy amplia al abarcar e integrar a cualquier empresa que innove en la industria financiera y sea capaz de transformarla digitalmente a través de la tecnología.

Llegados a este punto y más allá de entrar en disquisiciones semánticas sobre qué es o qué no es una compañía Fintech, parece que lo más importante es volcar todos los esfuerzos en desarrollar el sector Fintech en su conjunto.

Por este motivo, uno de los objetivos prioritarios de la Asociación Española de Fintech es atraer el mayor número posible de empresas innovadoras a nuestro país, sirviendo de punto de encuentro entre las mismas. Hay que tener en cuenta el gran volumen de actividades que se engloban dentro del universo Fintech, cada día más numeroso y diverso. Sirvan para hacerse una idea algunos de los verticales que servirán de pilares a la Asociación para incluir todas estas iniciativas empresariales bajo un mismo paraguas: Asesoramiento y Gestión Patrimonial (Plataformas de Wealth Management, Gestores Automatizados o RoboAdvisors, Trading Algorítmico, Social Trading y Microtrading); Finanzas Personales (PFM o Personal Finance Management, comparadores, recomendadores, herramientas de ahorro?); Financiación (Crowdlending, Lending Marketplace, p2p lending, factoring, deudas, confirming, Minicréditos y scoring); Crowd Inmobiliario, Crowd Equity o Equity Crowdfunding, Medios de Pagos, Servicios Transaccionales y Gestión de Divisas.

Por estos motivos, la Asociación Española de Fintech e Insurtech quiere crear un punto de encuentro inclusivo y colaborativo, en el que tengan cabida todos aquellos integrantes del sistema financiero, en especial todos aquellos que estén dispuestos a innovar y crear un sector capaz de competir con los nuevos ecosistemas Fintech que se están creando en países como Reino Unido, Alemania o Estados Unidos. Desgraciadamente estos últimos nos llevan bastante ventaja comparativa respecto a nuestro país. Es necesario por tanto, acortar distancias y poner a España en el mapa Fintech mundial en términos innovación y tecnología financiera, y después que cada uno pueda definir qué es una Fintech en todas sus amplias y complejas dimensiones.

***

Enlace a artículo