De las FinTech a las WealthTech  

A las FinTech, sobradamente conocidas por la mayoría, aún les quedan mucho por crecer y en los próximos años veremos nuevos modelos de negocio y aplicaciones basadas en la tecnología que a día de hoy ni imaginamos. El ecosistema español, que hace tres años apenas contaba con 60 startups, hoy agrupa a más de 300 FinTechs operando en el territorio nacional, según el mapa de Finnovating del mes de octubre de 2018.

 

Dentro del conjunto de las fintech, están surgiendo subconjuntos, tales como “InsurTech” (seguros) , “PropTech” (Servicios Inmobiliarios), “RegTech” (cumplimento normativo), y ahora un nuevo termino se está abriendo paso: las “WealthTech”.

 

Las WealthTech, son la contracción de las palabras ‘wealth’, de patrimonio o riqueza, y ‘tech’, de tecnología, y podrían describirse como una nueva generación de compañías de tecnología financiera, que están creando soluciones digitales para transformar la industria de la gestión de inversiones.

 

Las WealthTech, más allá de los Robo-Advisors

Seguramente la mayoría de los profesionales que trabajan en el sector de la gestión patrimonial y banca privada, habrán oído hablar de este tipo de compañías por medio de los Robo-Advisors o gestores automatizados, que son asesores financieros que proporcionan asesoramiento y gestión digital de carteras mediante algoritmos, y con una mínima intervención humana. Sin embargo cuando hablamos de WealthTech hablamos de un mundo mucho más extenso, no circunscrito únicamente a los Robo-Advisors ya que hoy día estas compañías apenas representan el 10% de todo el ecosistema WealthTech que opera en España.

Entonces, ¿de cuántas compañías WealthTech estamos hablando? Tras un intenso análisis y scouting, Finnovating lanza primer mapa WealthTech que reúne a las iniciativas presentes en nuestro país, cuya primera edición contaba ya con un total de 86 startups y hoy rozan la centena.

 

 

¿Qué tipos de WealthTech existen?

Dentro de este mapa podemos encontrar 11 verticales de actividad que incluyen tanto empresas que se dirigen directamente a los clientes finales (B2C) como a aquéllas orientadas a dar servicios a otras empresas (B2B).

Así, abarcan una gama de diferentes tipos de operaciones y canales, desde Robo-Advisors, plataformas de contratación, micro inversiones, etc…dirigidas al  consumidor (B2C), hasta proveedores de tecnología de empresa a empresa (B2B) que ofrecen software para corredurías, gestores de patrimonio y asesores.

Una breve definición de cada una de estas actividades sería la siguiente:

1.- Marketplaces

Son plataformas de inversión que centralizan la información para facilitar la inversión, tanto en instrumentos alternativos, como en fondos de inversión para clientes.

 

2.- Financial Advisors

Startups especializadas en ofrecer asesoramiento digital para facilitar la toma de decisiones de inversión en diversos instrumentos financieros. Estas compañías solo asesoran, no ejecutan operaciones.

 

3.- Robo-Advisors

Aunque en muchos casos se identifica WealthTech con Robo-Advisor o gestores automatizados, esta categoría de empresas son un sub-vertical más y, se pueden definir como firmas de gestión pasiva que invierten de manera automatizada el dinero de sus clientes en instrumentos como carteras de fondos, ETFs, planes de pensiones y seguros de ahorro.

 

4.- Quant-Advisors

Son Robo-Advisors pero de gestión activa especializados en la gestión de inversiones mediante el desarrollo de algoritmos basados en inteligencia artificial, para predecir las mejores estrategias de inversión.

 

5.- Trading Platforms

Todas aquellas Plataformas abiertas enfocadas a personas con experiencia en inversión para que puedan hacer “trading”, pudiendo conocer sus estadísticas y hacer comparativas con otros traders.

 

6.- Wealth Management Software

Son firmas especializadas en desarrollar software para la gestión de carteras y patrimonios, con un foco mayoritario en B2B.

 

7.- Crypto WealthTech

Todas las plataformas que permiten comprar y vender criptodivisas y poder gestionar a su vez una cripto-cartera de inversiones.

 

8.- Compliance

Empresas especializadas en temas de cumplimiento normativo, específicos para la industria de gestión de activos.

 

  1. Social Investment Networks

Son medios que aportan información sobre la actualidad financiera, además del análisis de activos o productos financieros concretos. También sirven como red social especializada en temas de inversión, donde se comentan diferentes tipos de estrategias de inversión o de construcción de carteras. En algunos casos van un paso más allá́ al incluir simuladores de inversión o un apartado de formación.

 

10.- MicroInvesting

Firmas especializadas en impulsar el ahorro y la inversión mediante la realización de pequeñas aportaciones recurrentes.

 

11.-Investment Tools

WealthTech que proveen una serie de herramientas de inversión con las que poder hacer seguimiento de las carteras, fijar metas y planificar inversiones o crear alertas.

 

 

Las WealthTech y su impacto en el sector

La revolución digital ha llegado sin duda la industria de la inversión y del “wealth management”. Los clientes, independientemente de su patrimonio, están cada día más acostumbrados a la experiencia de usuario y la innovación de las BigTech y la inmediatez que les proporcionan sus smartphones, no hace más que incrementar su nivel de exigencia respecto a sus proveedores habituales de gestión patrimonial.

WealthTech ya no es una opción, sino una obligación para todos aquellos que quieran seguir mejorando la propuesta de valor a sus clientes y mejorando la eficiencia de sus procesos internos.

Aunque existe una gran oportunidad para el sector tradicional en término de colaboración y de integración de estas iniciativas innovadoras, a la luz de lo ocurrido en otros sectores como la banca retail o los seguros, solo los más audaces sabrán aprovecharlo y serán los que mejor afiancen su futuro.

Bienvenidos al futuro, bienvenidos al WealthTech.

 

Rodrigo García de la Cruz

CEO de Finnovating